martes, octubre 16, 2018

El cajero automático cumple 50 años

74
0

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row” make_fullwidth=”off” use_custom_width=”off” width_unit=”on” use_custom_gutter=”off” padding_mobile=”off” allow_player_pause=”off” parallax=”off” parallax_method=”off” make_equal=”off” parallax_1=”off” parallax_method_1=”off” column_padding_mobile=”on”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

27 de junio de 2017 : El sistema se inauguró en una sucursal del Banco Barclays, en Londres. Un actor cómico fue el primero en utilizar la “revolucionaria” máquina. Al comienzo se usaban cheques para retirar dinero

 El sitio donde fue inaugurado el primer cajero automático hace 50 años REUTERS/Hannah McKay

El sitio donde fue inaugurado el primer cajero automático hace 50 años REUTERS/Hannah McKay

Un 27 de junio de 1967 nacía, en las calles de Londres, el cajero automático. Se inmortalizó la imagen del actor inglés Reg Varney retirando el primer billete de lo que entonces era considerado uno de los inventos más revolucionarios de la época. La inauguración fue en una sucursal del Banco Barclays.

Los orígenes del cajero o ATM se remontan a 1939, cuando Luther George Simjian patentó el prototipo de un dispositivo que permitía realizar transacciones automáticas y que se podía colocar en la pared de los bancos.

Su iniciativa contó con el apoyo del City Bank of New York, sin embargo el proyecto no prosperó.

El éxito de esta idea llegó recién de la mano de Sheperd-Barron, a quien muchos señalan como el verdadero creador del cajero automático por haber sido quien logró materializar lo que hasta ese momento sólo era un concepto “alocado”.

En un principio se empleaban cheques impregnados en carbono 14 para extraer dinero, pero pronto el mecanismo se reemplazó por uno más moderno.

En 1968, apenas un año luego del lanzamiento del primer cajero, el escocés James Goodfellow ideó un sistema basado en tarjetas de plásticas y un PIN, tal como lo conocemos ahora.

El nuevo mecanismo se adoptó casi de inmediato y en los 70 ya era una práctica común en todos los cajeros del mundo.

En un comienzo se usaban cheques para retirar dinero, pero el sistema fue rápidamente reemplazado por las tarjetas plásticas y el PIN (Shutterstock)

En un comienzo se usaban cheques para retirar dinero, pero el sistema fue rápidamente reemplazado por las tarjetas plásticas y el PIN (Shutterstock)

“Aunque los últimos años han visto un despegue impresionante de la banca en internet y los pagos en línea, el dinero efectivo sigue siendo parte de la vida cotidiana, ya sea para hacer las compras o para pagar un café”, aseguró Raheel Ahmed, responsable de relaciones con los clientes de Barclays, en un comunicado publicado por AFP.

Y los números (algunos, al menos) parecen darle la razón. En diciembre de 2016, los británicos retiraron en un solo día unos 730 millones de libras (930 millones de dólares) en efectivo de cajeros automáticos.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Shares
Share This