19 de Septiembre: Día de los Terremotos en México

Gustavo Zarza (Colaborador)

Informe de Gustavo Zarza, desde Mexico.
Director de www.noticabos.org
Un argentino en el país donde la tierra tiembla y sus vientos huracanados braman .

El 19 de Septiembre es una fecha muy importante en la República Mexicana.

Hace 32 años atrás, en 1985, ocurría el terremoto más fatal de los últimos tiempos en el país, un terremoto de 8.1 grados Richter azotó a la Ciudad de México. La cifra oficial dice que allí fallecieron tres mil 192 personas, pero otras estimaciones serias señalan que allí murieron entre 10 mil y 20 mil personas.
Los números reales nunca se sabrán porque eran épocas donde el gobierno no quería asustar a los futuros turistas del Mundial 86. Hasta ese día, había poca “cultura sísmica”, es decir, que no se enseñaba sobre el tema de los sismos o terremotos, pero a partir de entonces, en la Ciudad de México (abreviado “CDMX”, pero antes se llamaba Distrito Federal o abreviado “DF”) comenzaron a hablar muchísimo sobre el tema, tanto en las escuelas, como en el trabajo, y cada año se recuerda el Terremoto del 85, mientras que todos los 19 de Septiembre se hacen simulacros en la capital del país y en otros estados (provincias).

Éste año pasó lo mismo, y como en todos los años anteriores, se hicieron los simulacros de terremotos, en donde la gente sale con calma de los edificios (escuelas, trabajos, hogares), y se van a la calle a esperar.
Pero éste año ocurrió uno real, no fue simulacro. Justamente un 19 de Septiembre, el día en que se recuerda al Terremoto más destructivo de México, y a muy pocos días de que ocurriera un gran terremoto (el 7 de Septiembre) en la costa mexicana del océano Pacífico, muy cerca de los estados (provincias) de Chiapas, donde fallecieron 96 personas.

Éste año se produjo un nuevo terremoto.
El epicentro o lugar central del terremoto fue en el estado (provincia) de Puebla, cerca de Morelos.
No muy lejos de la Ciudad de México (lugar dónde se registró aquél famoso terremoto del 85).
Hasta el momento de escribir ésta nota (4 de la mañana del día siguiente al terremoto) iban registrados 217 personas fallecidas: 86 #CDMX, 71 #Morelos, 43 #Puebla, 12 #Edoméx, 4 #Guerrero y 1 #Oaxaca.
Yo conozco a personas que se han ido de la Ciudad de México a vivir a otros lugares, por el miedo que les ocasionó el gran terremoto del 85.

Ellos recuerdan el 19 de Septiembre con dolor, de cómo temblaba el edificio en donde vivían o trabajaban.
Otros miles no tuvieron tanta suerte, y las construcciones les cayeron encima. Ahora hablé con personas que me contaban cómo temblaba la tierra y los edificios, “se sentía muy feo”, dicen, y muchos los edificios se doblaban en sacudidas como cuando se sacuden los árboles frutales para que caigan las naranjas o los limones.Yo viví de cerca muchos ciclones, sismos y balaceras*, pero no sentí a éste terremoto porque vivo más al centro del país, no tan cerca del epicentro de éste terremoto. Los únicos sismos que sentí (en otras oportunidades) fueron menores, y me produjeron un momento de mareo y desorientación. Éste causó pánico a muchos de los que lo vivieron.
Después del Sismo Hace treinta y dos años atrás, en ese famoso terremoto del 19 de Septiembre de 1985, apareció un pueblo solidario.
Hay muchas personas de otros países que piensan que la mayoría de los mexicanos son malos (a causa de la mala imagen que dejan los narcos), pero no es cierto. Hay que ver la solidaridad que existe en éste hermoso país cuando ocurre una desgracia como ésta.

Un Pueblo entero de gente ayudando a levantar cada piedra, para buscar a alguien que se haya quedado debajo de un derrumbe. Toneladas de piedras sacadas a mano. Manos tras manos sacan piedra por piedras, traen baldes grandes (aquí les llaman botes, con capacidad de 19 litros), y mientras unas manos sacan los escombros, otros los cargan esos escombros en los botes y lo llevan lejos. De repente, uno levanta la mano y todos les imitan. Se quedan un momento con los puños en alto.
Esa es una señal de que quieren que hagan silencio. Eso ocurre cuando creen haber escuchado a alguien debajo de las piedras, pidiendo auxilio.

Así continúan las labores de rescates durante horas y días… A veces en vano (cuando no encuentran a nadie), otras veces solo sacan cadáveres, pero todo el esfuerzo vale la pena cuando rescatan a alguien, en esas ocasiones todos festejan. Llega la noche, y siguen así hasta el otro día… Manos ensangrentadas continuan las labores de rescate. Así, hasta quitar los escombros de todos los edificios, primero a mano, hasta que hacen lugar para que entren las máquinas.

Otros acercan agua para beber, las “doñas” (señoras) organizan unas comidas para alimentar a los rescatistas, mientras que los demás colaboran con lo que pueden.
Ante la desgracia de tener que vivir en un país que tiembla tanto, los mexicanos y mexicanas se hacen fuertes y México se transforma en un país lleno de Héroes.

Nota:

*Las “balaceras” son ejecuciones con muchos disparos o fuego cruzado entre dos bandos.

Acerca de Importado

también puedes ver

Fiesta en Corea del Norte tras el lanzamiento del último misil intercontinental

Hwasong-15 es el misil más peligroso en el arsenal de Corea del Norte

86 Revista de Noviembre 2017

85 Revista Octubre de 2017

84 Revista de Septiembre 2017

un comentario

  1. Gracias Gustavo por tu aporte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares
Share This