Accidente trágico en rutas Misioneras

En la Morgue Judicial de Posadas comenzó la difícil tarea de identificar los restos de cada una de las diez víctimas del choque frontal e incendio de dos vehículos en la ruta 105, en la zona Sur de Misiones.

El juez de Instrucción Ricardo Balor explicó que los peritos intentarán obtener muestras genéticas de las personas fallecidas, pero esa tarea no va resultar fácil por el grado de calcinación de los cadáveres. Balor dijo que “es probable que podamos extraer algo de los huesos largos o dientes”.

El magistrado, que estuvo en el lugar del accidente, contó que los peritos no hallaron rastros de frenada de ninguno de los vehículos. Y que pidió las imágenes de las cámaras de seguridad de la estación de peaje de Fachinal para identificar los vehículos que circulaban en la misma dirección que el Peugeot 307, patente FWO-027, que conducía el pampeano Omar Altamirano.

Tragedia en Misiones: identificaron a los cinco ocupantes de la camioneta

El juez sospecha que el accidente ocurrió durante una maniobra de adelantamiento del Peugeot en un sector de curva y señalizado con doble línea amarilla.

“Es la mayor tragedia que vi en 30 años, los cuerpos estaban irreconocibles, totalmente calcinados”, dijo el juez en FM Show de Posadas.

Balor llegó cuando “los bomberos estaban trabajando en el lugar. Era impresionante, cuando pudo comprobarse la cantidad de víctimas y la forma que quedaron. Los cuerpos estaban irreconocibles, totalmente calcinados”, detalló.

Sobre el choque, dijo que “uno de los vehículos ingresa a la mano contraria, con doble línea amarilla. Los dos vehículos quedan en la misma mano; el que iba hacia San José (Duster) queda invertido, patas para arriba”, graficó.

Tragedia en Misiones: 10 muertos al chocar un auto con una camioneta

El juez se mostró sorprendido porque “en el lugar no hay vestigios, no hay frenada, no hay nada. Como que hubieran chocado y quedado en el lugar”.

“Cuando se terminaron de sacar los cuerpos, se retiraron con cuidado los vehículos para ver si debajo había frenadas, pero nos encontramos con el pavimento derretido”, relató.

A causa del brutal impacto, el coche de Altamirano y una Renault Duster se prendieron fuego y todos sus ocupantes murieron. Entre las víctimas había tres niños.

El accidente ocurrió ayer a las 14.00 en el kilómetro 25 de la ruta 105. El Peugeot 307 circulaba hacia Posadas y la Renault Duster, patente Mercosur AA244CH, lo hacía en sentido contrario. En ese vehículo iban el pastor adventista David Arroyo Arancibia (57); su esposa, Miriam Viviana Wadzewiez (46), y sus hijos Karen Maylén (20) y Santiago David (9). El quinto pasajero era Lucas Tomás Leguizamón (19), de Mar del Plata. Wadzewiez se desempeñaba como directora de un instituto adventista de la ciudad de Eldorado.

Los familiares de las víctimas contaron que Arroyo Arancibia llevaba a su hija a Entre Ríos, donde la joven cursaba sus estudios universitarios.

En el Peugeot, junto a Altamirano viajaban Miriam Mariela Starkievich y sus tres hijos, Evelyn Karina Dos Santos (12), Priscila Dos Santos (7) y Dilan Dos Santos (2). La mujer había viajado por motivos laborales a General Pico, La Pampa, donde conoció a Altamirano, con quien inició una relación de pareja.

Los familiares contaron que la mujer regresaba a Misiones para firmar el divorcio con el padre de sus hijos. Su intención era mudarse definitivamente a La Pampa junto a los pequeños

ULTIMA REVISTA

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here